viernes, 12 de noviembre de 2010

Tocada y hundida.

No hay como un baño con agua bien caliente, mucha espuma y unas velitas, para que me relaje...bueno y un poco de musiquita mientras me hundo en las profundidades de la bañera.

3 comentarios:

  1. Debes tener una bañera bien grande para hundirte en sus "profundidades", porque en la mía nos metemos dos y no podemos ni revolvernos. Nada, ye lo que tiene vivir como una marquesa.
    Tranquila que ya no te mando a la tuna, jajaja.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, bueno era una manera de decir...desde luego, con lo bien que me había quedado ;)

    ResponderEliminar
  3. No, mujer, si te quedó muy bien, me gusta el texto y más aún la foto, supongo que es una reproducción fidedigna del momento previo a tu baño reparador, jajaja

    ResponderEliminar

¿?