sábado, 26 de febrero de 2011

Comprender o no comprender, esa es la cuestión.

En mi intento de comprender las cosas me doy cuenta de que no todo llega a ser comprensible. Un ejemplo claro;  me gustaría comprender a aquellas personas a las que yo no entiendo pero si entienden los demás.
-"Ohhhh Fulanita (yo) que bien esto, esto y esto".
-"Uy graciassss pues esto, esto y esto otro".
-"Claro, claro y además blanco".
-"Blanquísimo".
-"Menganita, Menganita mira que bien esto, esto y esto de Fulanita".
-"Ohhh sí pero también hay eso y eso y eso".
-"¿Esoooooo? pero si eso no es, es esto".
-"No, no, es esto, eso y también eso".
-"Ohhhhh Menganita y fulanita que bien todo".
-"Nooooooooooooooo todo no, qué bien esto..."
-"No Fulanita, ¿no ves el tono gris?".
-"¿Grisss?... vale o.k,  gris pero tirando a blanco ¿no?"
-"No gris- gris".
-"Ya... gris-gris... gris-gris... ¿gris?.

5 comentarios:

  1. ¿Entienden los demás? ¿O "hacen" como que entienden? No todos van con la verdad por delante, es la cruda realidad.
    Besos (y menos "comederos de cabeza", por fa).

    ResponderEliminar
  2. ¡Que no te preocupes tanto en comprender a los demás! No todos los caracteres ni las formas de ser encajan unos con otros.

    ResponderEliminar
  3. Ya ( ) el espacio es un suspiro, uno pequeñito. Un beso mi capitán.

    ResponderEliminar
  4. Cada persona es un mundo, y yo ya desisto en entendernos... Eso sí, cuando encuentro a alguien que me entiende o que yo entiendo; en ese momento, estoy muy a gusto. Pero reconozco que es difícil...
    Un beso.

    ResponderEliminar

¿?