jueves, 17 de febrero de 2011

Tres en lugar de dos.

En mi barrio hay una mujer que habla sola. Camina por la calle metida en sus conversaciones mientras la gente que no la conoce la mira de forma extraña, los hay que se ríen, otros huyen pensando que está loca. A mi me daba pena, hasta que el otro día quiso pararse a hablar conmigo... ahora tengo que reconocer que también huyo, la conversación era demasiado complicada, es difícil hablar y más aún responder a las preguntas de una tercera persona cuando en realidad sólo hay dos; yo, la que no oía y ella, la mujer que impaciente esperaba a que acabara de responder.

6 comentarios:

  1. ¿Donde puedo encontrar a esa mujer? Yo la comprendo perfectamente...

    ResponderEliminar
  2. Tremendo, triste y muy real. ¡Cuantas cosas hay en la calle que no queremos, o no podemos, ver!

    ResponderEliminar
  3. Pues lleva cuidado con la gente que te da pena, normalmente y lo digo por experiencia siempre te arrepientes de haberte acercado....y no soy una persona cruel, todo lo contrario, pero siempre te suelen traer problemas....

    ResponderEliminar
  4. Es una pena,pero es la realidad, a mí tambien me ha pasado en ocasiones lo mismo que a tí.
    Besotes guapi.

    Me metí en lo de añadir musica,y no sé que hago que nada más que se vé la pantalla no me sale la musica que añadí , de momento hé desistido je je

    ResponderEliminar
  5. la realida dela calle esta ahi dia adia y habeces no podemos berla y otras nos negamos a ello un beso

    ResponderEliminar

¿?