viernes, 29 de abril de 2011

Peligro.


Vale hoy estoy que queeeeemo, si sientes calor... ya sabes, me estoy acercando.

martes, 26 de abril de 2011

Un arma infalible.


No hay nada como poner los ojos como los que ponía el gato con botas en la película de Shrek... cara de niña buena, mirada tierna y ¡¡Zasss!! te comes al ratón... ¿no me diréis que no habéis probado alguna vez?.

domingo, 24 de abril de 2011

Soy buena y comparto.


Hoy va de deseos y te dejo pedir... uno, tampoco es cuestión de ser tonta, dos para mi, uno para ti. Dime entonces... ¿qué pedirías?, peeeeero no se admiten reclamaciones, si no se cumple la culpa no es mía, es absolutamente del genio.

martes, 19 de abril de 2011

No todas tienen respuesta.


Hoy simplemente cierro los ojos y pienso...no es que no piense otras veces jajaja... es que hoy intento encontrar respuestas a ciertas preguntas, respuestas que nunca han aparecido... o no han querido salir de ciertas bocas, o son demasiado difíciles o... bueno, sólo los cerraré un poquito, no vaya a ser que me complique demasiado en encontrar lo que no hay.

sábado, 16 de abril de 2011

El mundo está lleno de cobardes.


Quizás nunca nos mostramos tal cual somos por miedo a sufrir otra estocada más de la vida... quizás todos seamos cobardes y nos escondamos tras la máscara de lo que otros desean ver... si es que hoy en día los valientes escasean y los pocos que hay, siempre terminan llevando las cornadas más fuertes.

viernes, 15 de abril de 2011

Cuidadín que tengo pistola.


No quería llegar a estos extremos pero es que no me queda otra... y venga, para que veáis lo enrollada que soy, dejo a mis elegidos correr un poco... ya sabéis como va esto ¿no? yo cuento hasta diez... bueno no, hasta cinco que soy primeriza en lo de pegar tiros, y aquí no ha pasado nada. Uno... dos...

miércoles, 6 de abril de 2011

Un escote normal, normalito.


Reconozco que determinada indumentaria puede ser peligrosa, que puede llegar a llamar demasiado la atención y que en ocasiones no sólo la llevamos porque nos gusta, también para sentirnos un poco admiradas... vale, las tías somos así. Pero hay que reconocer también que algunas personas, con un escote normal, normal de normalito, pueden llegar a hacer una conversación un poco ridícula al estar más tiempo mirando el escote que la propia cara... pues bien, eso me ha pasado hoy y para colmo el chico lejos de disimular parecía crearse hasta una película, y me pregunto... ¿qué diablos les pasa a los tíos con los escotes normales, normalitos?... ¿será que la conversación mantenida era aburrida?... ¿será que no sabe lo que tienen las mujeres en la parte delantera?... ¿o será que el chico en cuestión tenía ganas de fiesta?... mmm... no sé, la verdad no le pregunté, tan sólo le dije; "Oye, llevo un escote normal, normalito, la conversación maaaal, todas tenemos en la parte delantera esto (ahí pasé mis manos por mis partes delanteras jajaja) y si tienes ganas de fiesta, el local está cerrado..."
¿Qué pasó? se fue corriendo... el niño creo que se asustó un poco, más que nada porque desde la mesa de sus padres, aquí añado que estaba en una terracita de un bar, la madre, me puso cara de asesina.

lunes, 4 de abril de 2011

¿Un helado?.


Reconozco que aún tengo la costumbre de hacer con los helados de cucurucho lo mismo que hacía cuando era pequeña... empujo la bola con la lengua hacia abajo y luego muerdo el pico para comérmelo al revés... manías.

viernes, 1 de abril de 2011

Y llegó el viernes.


No hay nada como los baños relajantes o las duchas con el agua bien caliente... desestresan.