viernes, 21 de octubre de 2011

Ayyyyy... si es que hablando, nos entendemos todos.


Vaaale... que sí... que las reconciliaciones contigo son buenísimas, pero recuerda, yo tengo el poder... uuufff qué digo quería decir el hacha quita cabelleras, ¿quita cabelleras?... uuuyyy que se me ocurre utilizarla para otras cosas, así que... ni un pelo te vuelvas a pasar.

8 comentarios:

  1. Según blogger, voy ya por las 11.400 visitas... ufff jamás pensé llegar a ese número, así que aprovecho para daros las gracias a todos los que pasáis a ver este blog... besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Las reconciliaciones siempre son buenas...Venga con el hacha!!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ufffff, que miedoooo. Yo me quedo quieto, sí, sí.
    Enhorabuena por las visitas !!
    Beso para ti.

    ResponderEliminar
  4. Espera, espera, espera... espera, ESPINAAAAAAAAARRRRR jajajajaa qué bueno saber de ti, once mil son tuyas? jajaja me alegra entonces. Un abrazo enorme a mi seguidor más fiel ;)

    ResponderEliminar
  5. Su:

    Jolines, rejolines y recontrajolines! De novia de este cabezón cuasi pelón te tendría mucho cuidado, pues veo llevas una obsesión por las hachas de la grandísima puta madre! Seguro arrasas con mi cuero cabelludo y con otras cosas más sensibles. Jajajaja! (permíteme estas bromillas, todo, amiga: al tenor de tu entrada).

    Vengo a través del blog de mi amigo troglodita William Venegas Segura, tan tico como yo, con la diferencia que ostento la doble nacionalidad: padre tomellosero, madre tinerfeña: yo, un emplasto del infierno! Jajaja!

    Acaba de publicar un poema titulado "Luz de estrella", por si tenés el gusto de llegar por mi jardín de penas, más agrio y áspero que la lengua de Mariano Rajoi. Jajaja!.

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank Ruffino.

    ResponderEliminar
  6. Hoy mismo el barbero me ha dejado sin pelo, pero con la maquina eléctrica. La próxima vez, pediré a la moza de éste artículo, que me lo corte con su hacha. Saludos ;)

    ResponderEliminar
  7. A mi lo que me sorprende es que con este "aire de les castañes" que tenemos hoy, no se le muevan a la moza de la foto las trenzas... yo creo que las pegó con celo a les... bueno, a eso.

    ResponderEliminar

¿?