martes, 25 de octubre de 2011

Ojos que no ven, corazón que no siente.


Me gusta perderme en el reflejo de unos ojos cuando hablo e incluso cuando no se habla pero se dice con ellos mucho. Por otro lado, no me gustan las miradas que nada dicen y se escurren hacia otras partes, por lo general, los que huyen de miradas nada importante transmiten... ni con gestos, ni con palabras.

9 comentarios:

  1. Eso es prejuicio.
    Pon el caso de que una persona sea muy tímida y está enamorada de ti.
    Creo que le costaría mucho mantener la mirada, por lo general, se rehuye de ella, en esos casos.

    Besos.
    Cristofer.

    ResponderEliminar
  2. Cuando la persona es tímida, se nota y se comprende... no hablo yo de esos casos. Ehhhhh Cris, un beso ;P

    ResponderEliminar
  3. Mas que tenemos en comun, desde peque~o cuando miraba a las nenas en la secundaria (ellas mayores que yo-porsupuesto) me decian: "Nene mira a mi amiga" "Ahora vistela de vuelta" jajajaj decian que las desnudaba con la mirada. Pero tambien hay miradas pasajeras que te hacen sentir que conocistes a persona por toda una via, miradas que suplican ayuda, expresan dolor, y a veces que cargan algo muy malo. Prefiero las mias, con el rabo del ojo de los pies a la cabeza y de vuelta :-D

    ResponderEliminar
  4. Oye Espinar jajaja tú eres peligroso ;)

    ResponderEliminar
  5. Oye Su, que a mi tambien me gusta perderme en el reflejo pero... de los tuyos!!!

    :) Un beso Maja!!!!!

    ResponderEliminar
  6. A mi también me gusta perderme en unos ojos...

    ResponderEliminar
  7. UUUhhhhyyyyy!!!!!!

    Jajajaja...!!! ok.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hay miradas incómodoas que invitan a huir. O incluso un mal día, que has dormido mal.

    ResponderEliminar
  9. Hay muchas formas de rehuir, a veces sin tener motivos.

    ResponderEliminar

¿?