miércoles, 1 de febrero de 2012

Palabras.


No me gustan los gatos, siempre los he considerado traidores, no les importa sacarte las uñas si se les antoja... que algo le sienta mal... pues eso, arañazo que te cayó. Será que somos incompatibles, alguien que se cerró me enseñó esa palabra.

7 comentarios:

  1. A mí tampoco, además huelen fatal las casas en que hay gatos...son traicioneros y bordes...¡dónde esté un perro que se quite un gato!

    ResponderEliminar
  2. A veces se asocia la actitud felina con la feminidad. Una mujer nunca se comportaría así.

    ResponderEliminar
  3. Igual no me gustan los gatos... Me dan alergia y más los lame platos y traidores.

    Un abrazo guapa!

    ResponderEliminar
  4. LOs hay...buenos, pero es cierto que son especiales...el mio me adoraba, algo ocurrió y se piro....y me dejo solo y con la comida comprada, jejjee aunque alguna mujer tambien lo hizo......jejjeee.

    Unbeso

    Andres

    ResponderEliminar
  5. supongo, incompatibildad de caracteres¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Tienes un regalito en mi blog.
    Smuacks...
    Tampoco me gustan los gatos.

    ResponderEliminar

¿?