martes, 13 de marzo de 2012

¿?


En su día, cuando oí que dejar las zapatillas con la punta hacia adentro provocaba que los malos espíritus nos podrían atacar mientras dormíamos, me reí por no llorar. Mmmmmm... creo que las voy a dejar mirando hacia afuera, ¿vendrá entonces uno bueno?.