sábado, 18 de agosto de 2012

Sírvase usted mismo.


En ocasiones, debiéramos masticar bien determinadas palabras y tragárnoslas, no siempre se acierta en lo que se dice y morderse la lengua... es doloroso e incluso mortífero para algunas personas.

2 comentarios:

  1. De eso peco yo, que digo las cosas sin pensar... Abrazos su guapa

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Qué gran verdad!! Anda que no he pasado situaciones embarazosas por no pensar antes de hablar...

    ResponderEliminar

¿?